Las nuevas imágenes de la Gran Mancha Roja


Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/MSSS/Kevin M. Gill. Vía: Kevin M. Gill.


 La sonda Juno acaba de enviar los datos sobre las últimas imágenes captadas durante el paso más cercano por Jútiter (perijovio). La expectativa de estos resultados eran altas ya que la sonda sobrevoló la llamada Gran Mancha Roja de Júpiter, y por cierto las imágenes recién publicadas son espectaculares. La adquisicón de imágenes comenzó a unos 16.000 km de la superficie joviana, y las mejores capturas se hicieron a unos 9.800 km durante el séptimo paso de Juno por el perijovio.

 La sonda Juno está diseñada para el estudio de la estructura profunda de Júpiter, y el envío de imágenes es un aspecto no prioritario de su misión. Pero, como era de esperar, estas nuevas perspectivas captadas por la sonda son parte de su enorme legado científico y nos generan un enorme impacto. La Gran Mancha Roja es una tormenta presente en la atmósfera joviana desde hace unos 300 años. El primer registro de la misma data de 1664 año en que el astrónomo británico Robert Hooke describió "una pequeña mancha en la mayor de las tres bandas oscuras de Júpiter". Un año después Giovan Cassini describe la presencia de esta formación y logra determinar el período de rotación de Júpiter.

Vía: Kevin Gill.-


La perspectiva de la Gran Mancha Roja cambió con las misiones Pioneer y Voyager, y las misiones Galileo, Cassini y New Horizons. Fue gracias a las imágenes de estas sondas que empezamos a conocer en detalle a esta extraña estructura atmosférica. Comparada con las misiones predecesoras la perspectiva de Juno es realmente privilegiada aunque su cámara (JunoCam) no sea un instumento optimizado para obtener la máxima resolución posible. Dicho esto, el resultado de estas fotos deja a un lado este aspecto estrictamente técnico, para fascinarnos con la compleja estructura de esta formación nubosa. Para hacernos una idea de las dimensiones de la misma, nuestro planeta entrería perfectamente en la Gran Mancha Roja.

 Es bueno señalar que el resultado final de estas imágenes depende mucho del tratamientos de datos utilizado y en definitiva, de su curador. Numerosas versiones de estas imágenes han sido elaboradas por investigadores, analistas o simples aficionados. Esta tarea se realiza bajo el auspicio de la NASA y las imágenes crudas, así como las elaboraciones posteriores realizadas, se pueden consultar en la web de la JunoCam. Es de esperar entonces una mayor cantidad de resultados que se irán conociendo a partir de estos días, y que prometen una nueva perspectiva de la Gran Mancha Roja.

 Según los primeros informes de los responsables de la misión Juno, estas imágenes son de mejor calidad que las sondas anteriores, aunque se destaca que estas mejoras han sido incrementales y no cualitativas. Todo este acervo de datos permite comparar y estudiar la evolución temporal de esta formación atmosférica. El llamativo color rojo es un aspecto de gran interés ya que denota una composición química distinta al de las otras capas de la atmósfera de Júpiter. Se especula que el color rojizo se debe al amoníaco presente y su reacción con los rayos ultravioletas solares y a la presencia de hidrocarburos en las estructuras externas de la misma.

 La exploración profunda de Júpiter no ha hecho más que comenzar y sin dudas el procesamiento final de estos datos arrojará nuevas imágenes que nos acercarán al conocimiento profundo de la Gran Mancha Roja.




 Existe una colección mayor de imágenes en los Flickr de Kevin Gill y Sean Dorean. Más información en el blog de Daniel Marín.



Comentarios

Entradas populares